Solucionar la humedad de las fachadas

Solucionar la humedad de las fachadas tiene que realizarse por profesionales de la impermeabilización.

Existen tres tipos de material dominante en el acabado de la cara externa de los muros de los edificios educacionales:

mortero de hormigón, albañilería de ladrillo o bloques de hormigón y madera. Esta última tiene dos opciones de rehabilitación: tratamiento de pinturas plásticas impermeables y enchapado con planchas impermeables: acero cincado, acero prepintado, vinilo, poliester reforzado, etc., en caso de existir demasiado viento.

Para los muros con acabado de mortero de hormigón o albañilería de ladrillo o bloques de hormigón, la primera tarea de rehabilitación de una fachada comienza por la limpieza del polvo y suciedad, que impedirán la penetración de los productos impermeabilizantes.

En casos extremos se podrá recurrir a chorros de agua o arena a presión. Si hay fisuras de cierta importancia, éstas se deben abrir y soltar todo material suelto, además según el material de acabado a aplicar se puede picar los estucos para aumentar la adherencia de los morteros impermeables.

Para situaciones más complejas se debe considerar:

Tratamiento hidrofugo
Se basa en la aplicación de productos que repelen el agua, especialmente preparados para los distintos materiales constructivos, capaces de permitir la difusión gaseosa en el interior del muro y, al mismo tiempo, formar una barrera que impida la infiltración de agua y de los agentes contaminantes líquidos. Normalmente, la protección que proporciona es invisible, ya que se trata de preparados líquidos incoloros que no alteran ni el color ni la textura de la superficie sobre la que han sido proyectados con pistola de baja presión, o extendidos mediante cepillo o brocha.

Morteros aislantes
Son materiales para la impermeabilización de paramentos exteriores en base a cemento, que se aplican como recubrimiento de capa gruesa sobre hormigón y albañilería. Se aplican con llana a mano o proyectados a máquina. Se llenan y sellan los poros, fisuras e irregularidades superficiales que puedan presentar los paramentos tratados, llegando a formar una capa protectora de un grosor de 8 a 10 mm.

Pinturas impermeabilizante
Estos productos, por lo general a base de emulsiones acrílicas, son preparados específicos para soportar la exposición a la intemperie y dar excelentes propiedades impermeabilizantes ante la acción de la lluvia. Se aplican con brocha, rodillo o pistola sobre muros de hormigón y albañilería, directamente sobre dichos materiales o como capa de acabado sobre estuco. Forman una película lisa, mate y uniforme que, al cabo unas cuatro semanas aproximadamente de su aplicación, alcanza una extraordinaria dureza y una gran resistencia al desgaste.

Forman una película lisa, mate y uniforme que, al cabo unas cuatro semanas aproximadamente de su aplicación, alcanza una extraordinaria dureza y una gran resistencia al desgaste.

Tags: