Sobre el trasbase Tajo-Segura

El trasvase Tajo-Segura empezó a funcionar en 1979. Inicialmente se preveía trasvasar 1.000 hectómetros cúbicos al año pero la ley del trasvase los dejó en 600. Solo en el año 2000 se alcanzó esa cifra.

El último trasvase desde los embalses de Entrepeñas y Buendía que ha autorizado el Gobierno, el 27 de julio pasado, es de 20 hectómetros cúbicos, que se reparten entre 7,5 hectómetros para consumo y abastecimiento y 12,5 para regadío, según informa el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

El volumen de existencias efectivas en el conjunto de embalses Entrepeñas-Buendía, el 1 de julio de 2015 era de 470,646 hectómetros cúbicos. El jueves pasado, 13 de agosto, ya habían bajado a 396,55. Hace un año eran de 648.

Se ha trasvasado agua con una reserva almacenada inferior, como en 2006, cuando los embalses de cabecera solo tenían 241 hectómetros cúbicos.

La industria agroalimentaria vinculada al agua del trasvase Tajo-Segura aporta 2.364 millones de euros al año al PIB nacional y sostiene 100.000 empleos, según un informe de la consultora Pricewaterhouse de 2013 elaborado para el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura.

Fuente: El Pais

Tags: