Reparar un Tejado Supone un Riesgo

Todo trabajo supone un riesgo, pero hay trabajos que requieren de una seguridad importante debido al riesgo que se corre. Cuando nuestros operarios suben a los tejados a repararlos o a montar los canalones, es necesario que se cumpla escrupulosamente la prevención de riesgo laboral.

Definición de prevención:
Es el conjunto de disposiciones o medidas adoptadas o previstas para la mejora de las condiciones de trabajo con el fin de evitar o disminuir los riesgos laborales.

Definición de riesgo laboral:

Es la posibilidad de que un trabajador o trabajadora sufra un determinado daño para la salud. Para calificar su riesgo se miden dos factores principalmente, la gravedad y la inminencia.

La gravedad del riesgo se define como la probabilidad de que se produzca el daño por la severidad del mismo. De este modo, la gravedad de un riesgo sería alta si la probabilidad de que aparezca es elevada y el daño que ocasione es grande.

Se define como riesgo grande e inminente aquél cuya materialización o actuación se presenta como más que probable e inmediata y se prevé que pueda causar severos daños al trabajador o trabajadora.

Ejemplo: en un montaje en altura de canalones, se considera un riesgo grave e inminente el hecho de que un operario no lleve arnés anclado.
Las condiciones de trabajo son aquellas circunstancias que inciden significativamente en la generación de riesgos para la salud del trabajador; comprende las condiciones generales de los locales, instalaciones, productos, equipos y demás útiles, los agentes químicos, físicos y biológicos presentes en el ambiente laboral y la organización y desarrollo del trabajo en cuanto puede influir en el comportamiento del trabajador, es decir, en su equilibrio físico, mental y social.
Entendemos por situación peligrosa aquellas que se derivan de las inseguridades del propio trabajo, es decir, de las deficiencias de los lugares de trabajo, equipos e instalaciones.

Tags: