La Captación del Agua de Lluvia

A partir del acuerdo de una comunidad o familia y del deseo de diseñar e implementar un sistema de captación de agua de lluvia, se debe tener una clara comprensión de los elementos que componen a este sistema:

Los factores materiales (los techos y cisternas con los que contamos o el espacio para construirlos o instalarlos, los sistemas de filtros, etc.). Las condiciones naturales (la cantidad de lluvia, la intensidad de las tormentas, la duración de la temporada). Las variables (el numero de integrantes de la familia o comunidad, las costumbres de consumo, etc.) y Las expectativas (los usos para lo que queremos el agua), con la finalidad de lograr la dimensión adecuada del sistema, que traiga el mayor número de beneficios con una menor inversión.

Presentamos en forma resumida a continuación, estos factores técnicos:

a) Uso que se le pretende dar al agua de lluvia captada.
Según la necesidad o prioridad el agua puede servir para:
Usos simples como limpieza de pisos, inodoros o excusados, limpieza de ropa, riego de plantas, limpieza de autos y otros.
Número de integrantes de la familia o comunidad a beneficiar y el consumo actual:
El número de miembros determinará el posible tamaño del sistema y la duración de la reserva. Se debe hacer un análisis del actual consumo de la familia o la comunidad. En el caso de una familia, se debe hacer un análisis por individuo de su necesidad específica de agua.
Cantidad de agua que se pretende captar (Tiempo de reserva o duración del agua de lluvia captada): Depende de varios factores, tales como el inventario de los elementos físicos existentes para la captación, la precipitación pluvial en la zona, el uso que se le pretende dar al agua y volumen actual de consumo de agua, y el reconocimiento de otras fuentes de suministro en la zona.

b) Precipitación pluvial en la ciudad.
El número de milímetros anuales de lluvia en la zona del proyecto, el cálculo de lluvia máxima durante las tormentas y la duración en meses del periodo de lluvias.

c) Superficies de captación.
Los techos con los que contamos actualmente que sean susceptibles de uso y las techumbres que se puedan construir; para lo cual es necesaria su adecuación y mantenimiento óptimo al utilizarlos como áreas de captación de agua de lluvia.

d) Conducción del agua de lluvia (canalones y tuberías).
Son las tuberías de conducción del agua de lluvia en los diferentes procesos. Las cuales requieren preparación y mantenimiento.

e) Cisternas, tanques y otros elementos de almacenamiento.
Pueden ser los siguientes: Contenedores existentes viables de usarse, contenedores óptimos que se construyan o compren, los cuales requieren ser preparados y darles mantenimiento.

f) Filtros y calidad del agua de lluvia.
El sistema presenta elementos para garantizar una cierta calidad del agua en el tratamiento, que son los filtros, los hay de gran sencillez y otros de mayor complejidad:
Prefiltros que se colocan en la tubería o canaletas que lleva el agua captada de las superficies a los filtros y que sirven para retener principalmente las hojas de los árboles u otros sólidos de gran tamaño, suelen ser rejillas, coladeras o mallas plásticas o metálicas. Aquí también se clasifican los sedimentadores (de tierra que arrastra el agua) y las trampas de grasa (que impiden el paso de los líquidos grasosos de menor densidad que el agua, al sistema de filtros).
Los filtros son los elementos más complejos utilizados para la limpieza del agua. Estos se determinan según el consumo que se vaya a realizar con el agua captada. Y deberán cumplirse las normas de mantenimiento y reposición de los elementos con caducidad de los filtros.

Desinfección, esta se logra por medio de instrumentos especiales, sobre todo cuando el agua se quiere para ser consumida directamente, es decir se quiere que sea potable.

g) Bombas o sistemas de elevación de agua.
Estas pueden ser: Sistemas de elevación electromecánica para algunos procesos de filtración y para subir el agua a contenedores elevados de distribución final. Sistemas de elevación manual o con fuentes de energía distintas a la convencional eléctrica; bombas de mecate, de succión, etc.
Bombas accionadas por energía eléctrica por medio de celdas fotovoltaicas. Todas ellas llevan una previa preparación y un adecuado mantenimiento.
h) Espacios para instalación del sistema.
Es el cálculo de los espacios (y de la capacidad de carga de la edificación), a utilizar para la instalación del sistema de captación, almacenamiento y tratamiento y distribución del agua pluvial. En este se debe tomar en cuenta la capacidad de carga del suelo, donde se construyan o instalen componentes nuevos del sistema.
i) Mantenimiento.
Es la parte del proceso que garantiza la limpieza y reparación de los elementos del sistema que lo requieran y se deberá tener un programa de monitoreo y mantenimiento de todo el sistema, que en muchos casos son pequeñas y rápidas acciones de limpieza.
j) Capacidad de Inversión.
Estos son principalmente los ahorros que se logran usando parte de la infraestructura actual de la vivienda o edificio. O en el caso de ser una edificación nueva que se va a construir, los gastos de instalación suelen ser muy reducidos ya que se integran al costo general de la obra.
Los plazos de recuperación de la inversión están en función de la inversión y del uso adecuado del agua captada y tratada.
Las inversiones se pueden realizar en forma progresiva, esto se facilita cuando se tiene la previsión en la primera inversión del sistema, para recibir las ampliaciones futuras del sistema de captación.

Todo ello traerá ahorros para la familia y un impacto ambiental positivo.

Fuente:
MANUAL DE CAPTACIÓN DE AGUAS DE LLUVIA PARA CENTROS URBANOS
Ilán Adler
Gabriela Carmona
José Antonio Bojalil

Tags: