El Agua en el Planeta I

“Sería más optimista respecto al futuro que espera al ser humano si éste no perdiese el tiempo queriendo demostrar que es más sabio que la naturaleza y dedicase más tiempo a deleitarse con su dulzura y a respetar su veteranía”.

E. B. White (1899-1985)

Evapotranspiración y humedad del suelo.

Los procesos de evaporación y transpiración (evapotranspiración) están estrechamente relacionados con el agua presente en la humedad del suelo; estos procesos actúan como fuerza impulsora sobre el agua transferida al ciclo hidrológico. El recorrido a través del suelo y la vegetación es largo y representa el 62% del agua dulce que se renueva anualmente a nivel mundial. Las tasas de evapotranspiración dependen de variables locales y de muchos parámetros específicos difíciles de cuantificar que deben ir acompañados de análisis exigentes con el fin de alcanzar un nivel aceptable de exactitud. Para la estimación de estas tasas, también se tienen en cuenta otros datos hidrológicos y meteorológicos, además de los relacionados con el ciclo. Sin embargo, en la actualidad, la gestión local de cuencas y subcuencas permite un mejor cálculo de las tasas de transpiración.

La evaporación de las masas de agua superficial, como los lagos, ríos, humedales y reservorios de agua, es también un componente importante del ciclo hidrológico y esencial al desarrollo de la cuenca y a la gestión regional del agua. En el caso de los embalses artificiales, Rekacewicz (2002) estima que el volumen global de agua evaporada desde finales de los años 60 es superior a la consumida con fines domésticos e industriales.

En lo que respecta a la producción de alimentos y al mantenimiento del ecosistema, la humedad del suelo es el parámetro más importante de la Productividad Primaria Neta (PPN) y de la estructura, composición y densidad de los patrones de la vegetación (OMM, 2004). El contenido de la humedad del suelo próxima a la superficie determina en gran medida que el agua procedente de las precipitaciones y la irrigación se incorpore a las masas de agua superficial o se filtre en la columna de suelo. En ámbitos regionales, el estudio del déficit de humedad del suelo es una técnica que se está utilizando en gran medida para vincular la información climatológica e hidrológica a la agricultura, por ejemplo en Illinois, EE. UU., y para reflejar las condiciones de sequía (Centro de Mitigación de la Sequía de EE. UU., 2004). La distribución de la humedad del suelo constituye un requisito previo para la predicción del nivel del caudal de los ríos, el mantenimiento de los sistemas de irrigación y la conservación del suelo (Haider et al., 2004). Se considera esencial su distribución en el tiempo y el espacio para los modelos hidrológicos, ecológicos y climáticos, en ámbitos regionales y globales (NRC, 2000).

Los archivos del Banco Mundial de Datos sobre la Humedad del Suelo (Robock y Vinnikov, 2005; Robock et al, 2000) contienen datos sobre la humedad del suelo de varios países, si bien están incompletos al no ofrecer una cobertura mundial.

Los datos obtenidos mediante satélite proporcionan una cobertura más amplia, con resultados actualizados que pueden llegar a alcanzar un alto nivel de representatividad si van acompañados de una validación sobre el terreno. Desde 2002, el satélite Aqua de la NASA, dedicado a la observación del clima, recopila datos diarios de entre 50 y 60 km de resolución, disponibles a través del NOAA (Organismo Nacional Norteamericano del Océano y la Atmósfera) (Njoku, 2004; Njoku et al., 2004). A partir de 2010, el satélite Hydros se dedicará exclusivamente a la observación de los cambios diarios en la humedad del suelo a lo largo de todo el Planeta con una resolución espacial mejorada de entre 3 y 10 km (Entekhabi et al., 2004; Jackson, 2004). Esto supondrá un gran paso adelante en la obtención de datos sobre la humedad del suelo mediante la teledetección, información en la que cada vez confían más sectores como el de la comercialización de productos agrícolas, comités administrativos, intermediarios de productos básicos, granjas de gran tamaño, organismos de observación y predicción de inundaciones y sequías, responsables del planeamiento de recursos hídricos y de la conservación del suelo, o las compañías hidroeléctricas.

Tags: