Dos formas de detener la humedad por capilaridad

Para detener la humedad por capilaridad, existen dos opciones: con trabajos externos al edificio o con trabajos en el interior.

Trabajos de impermeabilizacion externos:

En vez de intervenir la estructura para impedir el ascenso del agua, hay dos procedimientos, uno impermeabilizando la cara externa del cimiento y sobrecimiento para evitar que el agua pueda penetrar en la estructura, y la otra posibilidad es drenar el entorno del edificio evitando que las aguas lleguen a la estructura.

 
Solución deter humedad por capilaridad

 

La impermeabilización del cimiento y sobrecimiento consiste en interponer entre la base del edificio y el terreno saturado de agua una pantalla continua de material impermeable. La aplicación de esta barrera requiere la excavación de zanjas perimetrales, paralelas a las fundaciones, para permitir la instalación de tuberías de drenaje montadas sobre un lecho de hormigón hidrófugo, al mismo tiempo que se dispone un revestimiento impermeable que cubra las superficies de la construcción ahora descubiertas, de acuerdo al siguiente esquema.

Las zanjas se rellenan, posteriormente, con un material que facilite el drenaje del agua. El sistema más común consiste en colocar sucesivas capas de áridos cuya granulometría vaya decreciendo a medida que se aproximan al nivel del terreno: ripio grueso debajo, después ripio de tipo medio, gravilla, arena y la solera sobre la que descansará el pavimento con el que se rematará la obra. Se trata de una operación costosa que obliga a la intervención de personal especializado, pero los resultados son eficaces.

Otra alternativa es ejecutar una zanja distanciada del edificio con el objeto de disminuir el volumen de los charcos en torno al edificio; esta solución es óptima para edificios que se emplazan en terrenos de baja permeabilidad (arcilla), de tal modo se desvía el agua antes que esta llegue a la base del sobrecimiento. De acuerdo al esquema adjunto, esta alternativa consiste en dejar abierta una canal que desvíe las aguas.

 

Impermeabilización externa

Trabajos de impermeabilizacion internos:

Detener el daño causado por las humedades ascendentes actuando desde el interior del edificio, sólo puede hacerse con medidas provisorias. Ciertamente, es posible cortar la extensión del mal, recuperar la parte lesionada y evitar que afloren de nuevo manchas superficiales, durante cierto tiempo. Basta con interponer un manto impermeable entre el paramento afectado de humedad y su revestimiento de acabado, pero detrás de la capa impermeabilizadora estará el muro húmedo, que continuará degradándose día a día, a menos que cambien las circunstancias generadoras del daño.

Normalmente se recurre a estas soluciones indirectas, impidiendo el contacto directo de la humedad con el ambiente interior de la recinto, estando conscientes que no se anula la humedad sino que se preservan los interiores de sus efectos inmediatos.

Teniendo en cuenta que este tipo de humedades ascendentes suelen aparecer normalmente en los subterráneos y el primer piso del edificio, esta humedad está muy localizada, por lo que en la mayoría de las veces prevalecerán las razones de economía, que harán aconsejable adoptar soluciones que evitan el contacto directo de una pared húmeda con los ambientes próximos.

Fuente: Guillermo Condemarin. Consultor

Categories: Noticias

Tags: