Disponibilidad de Recursos Hídricos

ÍNDICE DE DISPONIBILIDAD DE RECURSOS HÍDRICOS: TOTAL ACTUAL DE RECURSOS HIDRICOS RENOVABLES (TARHR)

El Total Actual de Recursos Hídricos Renovables (TARHR) refleja los recursos hídricos en teoría disponibles para el desarrollo procedentes de todas las fuentes dentro de cada país.

Su volumen estimado se expresa en km3/año. Esta cifra se divide entre la población de cada país y se convierte en m3/año, expresándose así en un volumen per cápita que permite obtener una evaluación relativa de los recursos de los que disponen sus habitantes. Este índice estima los recursos hídricos totales disponibles por persona y país teniendo en cuenta una serie de indicadores individuales:
se suma la escorrentía total anual de las aguas superficiales generada internamente y la recarga de aguas subterráneas procedente de las precipitaciones registradas dentro de las fronteras de cada país, se suma el aporte externo de otros países que abastece tanto a las aguas superficiales como a las subterráneas, se resta cualquier volumen de recursos potenciales compartidos por la misma agua que provengan de la interacción de los sistemas de aguas superficiales y de aguas subterráneas, y se resta, en los casos en que exista uno o más tratados, cualquier volumen de agua que deba salir del país por exigencia de alguno de dichos tratados.

El TARHR indica la cantidad teórica máxima de agua per cápita disponible para cada país. El índice TARHR se empezó a utilizar aproximadamente en el año 1989, y desde entonces se emplea para evaluar la escasez de agua y el estrés por falta de la misma.

Algunas consideraciones en relación con la disponibilidad en el índice TARHR
Es importante señalar que los cálculos de la FAO representan los volúmenes máximos teóricos de agua que se renuevan anualmente como escorrentía de agua superficial y como recarga de agua subterránea, teniendo en cuenta los recursos hídricos superficiales y subterráneos compartidos. Sin embargo, a la hora de desarrollar estos recursos, estos volúmenes no tienen en cuenta los posibles y diversos criterios socioeconómicos que pueda aplicar cada sociedad, nación o región. Los costes varían enormemente dependiendo del recurso hídrico en cuestión. Por lo tanto, a pesar de que estas cifras intenten reflejar el volumen “total” de agua renovable, se trata de un máximo teórico que, a causa de numerosos factores económicos y técnicos, no alcanzará el nivel de desarrollo previsto. Por ejemplo, Falkenmark y Rockstrom (2004) señalan que, de forma global, cerca del 27% de las escorrentías de las aguas superficiales del mundo tienen lugar en forma de inundaciones. Éste no se considera un recurso hídrico aprovechable, aun cuando se considera un componente de la escorrentía anual renovable de aguas superficiales del TARHR. Por esta razón, los volúmenes aprovechables y disponibles como recursos para satisfacer las demandas de la sociedad son, en realidad, considerablemente menores que la cifra máxima que otorga el TARHR a cada país.

Existen además otras cuatro limitaciones inherentes a la información que proporciona el TARHR. En primer lugar, la variabilidad estacional de precipitaciones, escorrentías y recarga, un factor muy importante en la toma de decisiones relativas a las cuencas y en las previsiones de almacenamiento de agua, no se refleja adecuadamente en las cantidades anuales. Segundo, muchos países de gran tamaño poseen una gran variedad de características climáticas y su población se distribuye de forma dispersa. En el TARHR no se reflejan las variaciones que pueden tener lugar dentro de un mismo país. Recientemente se ha desarrollado a pequeña escala un Mapa Índice de Estrés Relativo (Vörösmarty), que podría ayudar a suplir esta carencia. En tercer lugar, el TARHR no proporciona datos sobre el volumen de “agua verde” que abastece a los ecosistemas, los volúmenes que proporcionan recursos hídricos a la agricultura de secano, pastizales, praderas y bosques, ni tiene en cuenta los volúmenes de agua disponibles a partir de fuentes no convencionales (reutilización, desalinización, aguas subterráneas no renovables). Por último, el método contable por país del TARHR incluye el agua procedente de otros países que se encuentran aguas arriba, mientras que la cifra del TARHR no resta el agua que abandona el país, a pesar de existir datos por país de dichos volúmenes en la base de datos.

Fuente: FAO, 2003a; FAO-AQUASTAT, 2005.

Tags: