Concienciación de la Falta de Lluvia

Las lluvias de la primavera no compensarán la sequía actual

Las lluvias, que se prevén normales -alrededor de 145 litros por metro cuadrado según los baremos de la Agencia Estatal de Meterología (AEMET)-

no serán suficientes para contrarrestar la escasez de precipitaciones de los meses de invierno, el más seco de la serie histórica iniciada en 1947. “Tendría que llover más de lo normal”, ha confirmado el portavoz de la institución, Ángel Rivera, durante la presentación de los datos trimestrales al cierre estacional.

El trimestre invernal (diciembre, enero y febrero) ha sido “extremadamente seco”, con una media de 62 litros por metro cuadrado, según la AEMET. Las precipitaciones han dejado solo un 30% de la cantidad de agua media correspondiente a este periodo. Los datos son peores si se atiende al año hidrológico, que comienza en octubre: ha llovido el 45% de lo que debería. Canarias es, según Rivera, la comunidad que más lo está sufriendo. En Madrid, que ha vivido el invierno más seco de los últimos 120 años y donde se espera la lluvia con urgencia para que arrastre la nube de contaminación que cubre la ciudad, además de solucionar los posibles problemas de abastecimiento y para el regadío, podría llover la semana que viene, según las previsiones de la AEMET. Aunque no se sabe con certeza si las precipitaciones que se registrarán en la mitad este de la península llegarán hasta la capital.

Normalmente la primavera aporta el 25% del total de las lluvias del año y se espera que esta también lo haga, sobre todo durante los meses de abril y mayo. Aunque no serán suficientes para paliar la sequía, “sí podría mejorar la situación”, ha alentado Rivera, “de momento la primavera está mostrando su cara amable, con lluvias”. El portavoz ha asegurado que mantiene informado al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente sobre estas cuestiones. Los embalses españoles están al 62,5% de su capacidad, según datos de este ministerio, un porcentaje muy inferior al registrado hace un año en esta misma fecha (79,5%), aunque ligeramente por encima de la media de la última década (62%).

En su conjunto el 2011 fue un año seco (un 13% más de lo normal) y el más cálido de la serie histórica, con una media de 16ºC. Sin embargo, el primer trimestre de 2012 ha sido más frío que los anteriores por las olas de viento procedentes del Norte, pero muy seco. Motivo por el que, según la explicación de Rivera, “hemos sufrido más chispazos este invierno”, ya que las personas descargamos la electricidad a través de la humedad del aire, pero si éste está seco, lo hacemos cuando tocamos otra superficie conductora y se produce el calambre.

Fuente: elpais.com

Tags: