Ahorrar Energía con los Electrodomésticos

Electrodomésticos

Lavavajillas
En una primera etapa, el lavavajillas era percibido como un aparato que consumía grandes cantidades de agua y de energía y, por lo tanto, que iba en detrimento de los principios de ahorro y eficiencia.

Los fabricantes de electrodomésticos han ido incorporando productos que nos garantizan un consumo de agua y de energía bajo. Estos electrodomésticos se identifican con la letra A.
Como todos los aparatos, la eficiencia del lavavajillas también depende del buen uso que hagamos de él, lo que quiere decir llenarlo al máximo antes de utilizarlo.

 

Lavadora
La elección de la lavadora deberá basarse en el ahorro de agua, que habitualmente también supone un ahorro energético. En la actualidad, muchos establecimientos muestran la clasificación de la letra A a la G, indicadores de mayor a menor eficiencia energética.

Debemos tener en cuenta que, a pesar de que alguno de estos electrodomésticos haya incorporado en el precio estas ventajas, la amortización la tendremos que valorar en el ahorro de agua y de energía, que repercutirá directamente en el recibo del agua y de la electricidad.

Fuente: Diputación de Barcelona (Área de Medio Ambiente)

Tags: