Ahorrar Agua con los Grifos III

Grifos termostáticos

Este tipo de grifos se destinan básicamente a duchas y a bañeras con ducha. Se caracterizan por disponer de una escala de temperatura que nos permite escoger la temperatura con la que queremos ducharnos o bañarnos.

Los grifos termostáticos utilizan materiales termosensibles que se contraen o se expanden según la temperatura.

Estos grifos permiten ahorrar agua al mantener la misma temperatura sin oscilaciones. El ahorro se efectúa al inicio, ya que evitan el proceso de regulación de temperatura. Comparándolos con los grifos monomando, el ahorro obtenido se sitúa alrededor del 16%. El ahorro comparado con los grifos tradicionales es muy superior.

En el mercado encontramos dos sistemas diferenciados. El primero parte del agua caliente y, dependiendo de la temperatura escogida, incorpora agua fría. El segundo, mezcla agua caliente y fría hasta obtener la temperatura deseada.

Ventajas

Los termostatos nos permiten el control del caudal y la opción de salida de
la ducha o la bañera a partir de un solo mando. En este caso, el ahorro será de energía y de agua. Son compatibles con duchas con adaptador ecológico (véase el apartado de las duchas).

Inconvenientes

Algunos modelos son más efectivos si disponemos de un calentador con acumulador, porque este nos garantiza desde el primer momento la temperatura seleccionada.

El sistema que opta por la mezcla simultánea de agua caliente y fría puede provocar el retorno de la conducción de agua fría a la conducción de agua caliente.

Fuente:
© Diputación de Barcelona
Primera edición en castellano: noviembre de 2010

Material elaborado a propuesta de la Xarxa de Ciutats i Pobles cap a la Sostenibilitat (Red de Ciudades y Pueblos por la Sostenibilidad)

 

Grifo Termoestático

Tags: