Ahorrar Agua con los Grifos II

Monomando de agua fría y caliente

El sistema empleado por los monomandos está formado mayoritariamente por piezas de material cerámico con una separación mínima que garantiza que no haya goteos. El mercado nos ofrece productos con apertura en frío y tope con la finalidad de ahorrar energía y agua.

En los monomandos tradicionales, la posición central de la palanca mezcla un 50% de agua fría y un 50% de caliente. En cambio, el monomando con apertura en frío parte de una posición central de la palanca con un 100% de agua fría y solo a medida que la giramos vamos añadiendo agua caliente.

Si, además, adquirimos grifos con tope en la apertura, deberemos empujar la palanca para obtener más caudal.

La limitación de caudal se obtiene, o bien desde el cartucho, o bien por estrangulamiento de la entrada de agua en el mismo grifo.

Ventajas

La facilidad de uso de los monomandos permite mantener la temperatura deseada a través de la posición del mando de apertura. Así pues, al abrir y cerrar el grifo recuperaremos con facilidad la temperatura que hayamos escogido.

La palanca única, accionada con una leve presión, permite cerrar y abrir el grifo con las manos húmedas y, por lo tanto, fomenta el ahorro de agua cuando la cerramos mientras realizamos otras tareas, como enjabonarnos.

Inconvenientes

No es recomendable aplicar la limitación de caudal en combinación con los calentadores instantáneos con control hidráulico.

Fuente:
© Diputación de Barcelona
Primera edición en castellano: noviembre de 2010

Material elaborado a propuesta de la Xarxa de Ciutats i Pobles cap a la Sostenibilitat (Red de Ciudades y Pueblos por la Sostenibilidad)

Tags: